Es increíble la cantidad de envases de plástico que tiramos diariamente. Si hacemos un esfuerzo para imaginar los residuos que generamos entre todos llegamos a la conclusión obvia de que reciclar se hace imprescindible. Sin embargo, existe una opción aún mejor que reciclar…
Recuerdo que hace años, en la era “pre-reciclado” (debía ser por el Pleistoceno), las botellas de vidrio se reutilizaban una y otra vez hasta quedar inservibles. Las marcas del desgaste y los roces eran visibles en los contornos. Con la llegada del reciclado esta buena práctica, incomprensiblemente, cayó en desuso. Pero ¿por qué destruir una botella de vidrio que todavía cumple su función para construir otra igual o similar? Parece que el esquema más lógico sería reutilizar y, una vez agotado el período de vida útil del envase, reciclarlo.
Pues bien, en los últimos tiempos ha llegado una corriente que plantea una alternativa, incluso más interesante, a estos dos hábitos: se trata de re-inventar los objetos, añadiendo un componente creativo, divertido y artístico.

Hoy os traemos algunas ideas para dar nueva vida a objetos en desuso.

Materiales necesarios:
envases de plástico, objetos para reciclar, pegamento, tijeras o cúter e imaginación.

Algunas ideas que te pueden servir de inspiración:

Carolien Adriaansche es una artista enamorada de la basura con la que crea, entre otras cosas, fantásticas cabezas de animales. Podéis saber más sobre ella en su web o en su blog.

Si lo vuestro es el motor, podéis encontrar inspiración en la colección de vehículos creados por Martine Camillieri otra entusiasta del arte sostenible, del que podéis encontrar muestras variadas en su web.

Echad un ojo a sus proyectos con vuestros nanos para despertar su imaginación y enviad vuestras obras para compartirlas. Seguro que, a partir de ahora miráis con lupa lo que tiráis al cubo de reciclaje…

Recordad* El traductor de Google obra maravillas.