Ser más ordenado es ya un clásico entre los propósitos de año nuevo… no tropezar con los juguetes, que todo tenga su sitio, ir a buscar aquello que necesitamos y… ¡oh, maravilla! encontrarlo a la primera ¿es posible? Por nosotros que no quede…
Aquí os dejamos 5 formas de reutilizar objetos cotidianos y económicos para ordenar la habitación de los más peques.


Convierte un portacuchillos magnético en un punto de almacenaje para coches metálicos. Lo hemos visto en Keeping Up With The Souths. Puedes encontrar uno parecido en Ikea por 9,99€.

Usa una red de seguridad para animales, como las que se emplean en los coches, para capturar los juguetes más rebeldes. Es una idea de Design Remont pero tienes una similar en Mascotas1000 por 10,75€.


Convierte los cuentos infantiles en objeto de decoración. Es un DIY de Wonderful Joy Ahead pero puedes encontrar estantes similares en Ikea por 3,99€.


Reutiliza un organizador de zapatos para mantener las muñecas ordenadas. Es una idea de Better Homes and Gardens y puedes encontrar uno similar en E-ville por 10,95€


Decora y ordena con una Lego-estantería. Es un DIY de de Jedi Craft Girl pero puedes hacer algo similar pegando pequeñas bases de Lego en este estante para cuadros de Ikea por 7,99€.